5 Fuentes de proteína que no provienen del reino animal

5 Fuentes de proteína que no provienen del reino animal


¿Buscando una fuente de proteína vegetal? Hay múltiples opciones en el mercado vegetariano para suplir todas las necesidades de proteína que tiene el cuerpo, sin necesidad de recurrir al reino animal. Estas fuentes de proteína no solo suplen la energía suficiente, también son saludables y digestivas. 1. Polen de AbejaSí. El polen de abeja ha demostrado ser uno de los alimentos más completos que existen. Contiene vitaminas, aminoácidos (7 veces más que los que se encuentran en la leche o el queso), hormonas, enzimas, grasas e incluso un componente antibiótico. Gran parte de su composición (del 25 al 40%) es proteína. 2. Semillas de chíaSe pueden consumir en forma de semilla o en harina. Son una gran fuente de proteína y se le pueden agregar a las ensaladas, el yogur o los batidos. Además, contiene Omega 3, grasas, calcio y fibra. La semilla de chía es 21% proteína y cuando se remoja en agua alcanza hasta 10 veces su tamaño normal, lo que hace que ayude a hidratar el colon y a crear un sistema digestivo sano. 3. QuínuaEn una taza de quínoa, usted puede encontrar hasta 9 gramos de proteína y los aminoácidos esenciales que faltan cuando una persona no come carne. Además, es una gran fuente de manganeso, magnesio, zinc y vitaminas B6 y B9, así como componentes pro bióticos que ayudan a mantener sano el sistema digestivo. Usted puede consumir quinua en diferentes presentaciones, como reemplazo del arroz o de otros cereales que consume en el desayuno.
4. Leche proveniente de plantasEn una taza de leche de almendras o de soya, usted puede encontrar hasta 9 gramos de proteína. Esta leche puede utilizarse de la misma forma en la que se utiliza la leche de animales; para hacer pudines, batidos o comer junto con el cereal. 5. Lentejas y otras legumbresLas lentejas se pueden consumir en guisos, sopas y hamburguesas. Una taza de lentejas puede tener hasta 18 gramos de proteína además de otros nutrientes como hierro y fibra. Al igual que otros granos, como los frijoles o garbanzos, habrá que tomar las medidas correspondientes para que su cocción sea ideal y sean bien digeridos por el sistema digestivo.
Autor: Victoria Pinto.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *